ACCIONES PARA PREVENIR LOS INCENDIOS FORESTALES

Carlos Dagá Escribano - ABIASA

Me permito exponer algunas acciones que a mí se me ocurren, por si alguna de ellas, después de un estudio minucioso, es de utilidad aplicarla.

Todos están de acuerdo en que si los montes gallegos estuviesen libres de maleza no se producirían incendios o que si se produjeran serían mas fáciles de apagar.

Por lo tanto la primera medida a tomar es LIMPIAR LOS MONTES. Y esta tarea la tienen que realizar los propietarios o usufructuadotes de los mismos. En absoluto querer que lo resuelva la XUNTA con el dinero de los contribuyentes.

Los montes gallegos, forestales o no tienen sus responsables: Mancomún, Ayuntamientos y Particulares. Pues se impone sacar una Ley exigiendo a cada uno esa limpieza.

La XUNTA podría poner a disposición una flota de camiones para que en enclaves adecuados pudiesen cargarle esa maleza y ser transportada a donde la XUNTA decidiese, ya sea a un lugar adecuado para quemarla, a otro lugar para transformarla en abono o a pie de las posibles pequeñas centrales eléctricas de aprovechamiento de la biomasa.

En las condiciones actuales las cabras no comen las masas leñosas existentes, que no son nutritivas y además sus ubres están sujetas a arañazos e infecciones.

Las superficies que fueran quedando limpias, ya que este proyecto podría durar unos años, serían muy adecuadas para ofrecerlas en pastoreo. Independientemente de la presencia de caballos, habría que introducir cabras ya que éstas se alimentarían de los nuevos brotes de la maleza cortada y evitarían que volviese a adquirir altura.

Cada monte de Mancomún podría situar en lugar adecuado un aprisco para guardar de noche su rebaño en donde se situaría una sala de ordeño y una habitación para el pastor. Sería interesante un rebaño compuesto por 500 – 1000 cabras con un par de pastores, perro, etc. Por la mañana, después del ordeño (si se hace ordeño de mañana y de noche, dependiendo de la raza de cabras) las sacarían a pastar, cambiando de zonas, hasta el atardecer.

Cada cabra hembra daría al año uno o dos cabritos. Los machos se venderían para carne y las hembras para aumentar el rebaño e ir substituyendo a las viejas.

En cuanto a la leche obtenida sería interesante crear una S.A.T. (Cooperativa) junto con otros mancomún para juntar la leche y en una pequeña factoría elaborar quesos de leche de cabra típicamente gallegos. Así no se estaría sujeto a las Cuotas Lácteas impuestas por la CEE.

Estos apriscos cada mancomún, según la extensión de sus montes, podrían cambiarse de lugar, quedando exclusivamente en pie la caseta sencilla para situar la instalación de ordeño y el cuarto del pastor o pastores. Quedaría para volverlo a utilizar años más tarde cuando las otras zonas estuviesen con poco pasto.

Habría que contar con la colaboración de veterinarios para el cuidado sanitario del ganado y el control de natalidad, marcado y sacrificio del ganado.

Los montes propiedad de los Ayuntamientos y las extensiones grandes de los particulares, si lo deseasen podrían cederlas al pastoreo del mancomún o entrar en algún tipo de arreglo económico.

Por otra parte son varias las acciones que se debieran tomar a aplicar especialmente en los meses de Mayo-Septiembre: Volver a situar en los altos de los montes las torretas de vigilancia con turnos, para que en el primer instante que se advirtiese la aparición de humo avisar al equipo de Seguridad Ciudadana del Municipio correspondiese para que saliesen de inmediato a apagar el fuego.

Situar en lugares adecuados muy garantizados de imposibilidad de incendios hogares de cocinar para aquellas personas que les gusta hacer campismo en los montes, prohibiendo totalmente el fumar bajo sanciones muy importantes.

Durante esos meses situar en puntos estratégicos de caminos en los montes vigilancia por parte de militares y con el apoyo de la Guardia Civil para detener a los infractores, pudiendo parar los vehículos para ver a donde van y que llevan sus propietarios.

Por otra parte habría que sacar una Ley racionalizando las plantaciones forestales para que cada especie se pudiese situar en donde correspondiese, estimulando la plantación de árboles autóctonos, castaños y encinas y no permitiendo la plantación loca de eucaliptos en todo lugar.

Se tendrían que hacer más cortafuegos proyectados por técnicos. Debieran sembrarse de hierba específica para que dieran pastos y hacer los cortes de tierra adecuados para evitar que cuando llueva torrencialmente se conviertan estos cortafuegos en ríos que arrastran todo a su paso.

Además este año 2006 y el que vamos a entrar 2007 son muy propicios para abordar estos proyectos al poderse acoger a los programas I+D+I con importantes subvenciones comunitarias y otros programas existentes para este fin que desafortunadamente desaparecerán en el 2013.

Un modelo para realizaría el pastoreo con cabras podría ser el siguiente:

1. Un rebaño de 300-400 cabras precisa de un pastor y dos perros.

2. Tratándose de cabra autóctona, la producción de leche que podría obtenerse diariamente, en el único ordeño que se haría al recoger el rebaño por la noche sería entre 1-1,5 litros por cabra.

3. A las crías solamente se les permitiría mamar de sus madres durante los dos primeros días para aprovechar la leche calostral, que contiene muchas defensas y no sirve para su elaboración en subproductos.

4. Yo experimentaría este proyecto junto con las Entidades del Mancomún de Montes existentes en el Baixo Miño. Para ello cada uno situaría en lugar estratégico un cierre, como aprisco, en el que se construiría una caseta para ubicar las unidades de ordeño necesarias y las habitaciones para los pastores, ya que cada Mancomún podría estar interesado en echar en sus montes uno o varios rebaños.

5. Cada unidad de ordeño consta de 24 puestos de ordeño, dando para 48 cabras. Y la duración de de ordeño de cada tanda de 48 cabras es de unos 25 minutos. No se necesita disponer de electricidad ya que es suficiente la batería de 12 voltios de un tractor.

6. La leche recolectada de los varios puestos de ordeño de los montes del Baixo Miño se transportaría por la mañana a una pequeña instalación en donde con las leches reunidas se podrían elaborar leches fermentadas: Yogur y Kefir y Quesos.

7. El suero resultante de la fabricación del queso se remitiría a los apriscos para la alimentación del ganado.

8. Al formar en el Baixo Miño, entre todos, una S.A.T o Cooperativa para la venta de los productos elaborados con la leche de todos, no estaría sujeto a la Cuota Láctea impuesta por la CEE.

9. Esta planta de elaboración podría disponer de una tienda en donde poder vender todos sus fabricados.

10. Resultaría agredable que los Vigueses pudiesen dar sus paseos por esos montes libres de maleza, contemplar los rebaños pastando y poder adquirir los productos elaborados. Y por supuesto se evitarían muchos incendios.