Cuentan los inventarios forestales que en Galicia hay 600 millones de árboles, yo no he tenido el gusto de contarlos, pero doy fe de que existen bosques especialmente mágicos y árboles espectaculares. Un solo árbol puede dar sentido a un bosque, a un pueblo o a una persona. Este es el caso del “Abuelo” en Chavín. En esta pequeña aldea de 45 habitantes, perteneciente al Concejo de Viveiro (Lugo), existe un eucaliptal que forma parte de la historia natural de Galicia.

El eucaliptal de Chavín también denominado Souto da Retorta, esta declarado Monumento Natural. Aquí se introdujeron los primeros y polémicos eucaliptos con el fin de ayudar al drenaje de los terrenos bajos tras las crecidas del río Landro. Entre 600 gigantes que fueron plantados entre 1880 y 1912 encontramos al “Abuelo”, un inmenso eucalipto blanco o albar (Eucalyptus globulus) que supera los 80 metros de altura y tiene un diámetro superior a 2,50 m. (como vereís en esta foto que tome, fueron necesarias 7 personas para abrazarlo). Se sabía que era el mayor de Galicia, pero, según el reciente libro Árboles Monumentales de España, también lo es de España, e incluso aseguran que de Europa. No quiero ser incredulo pero en mi humilde opinión discrepo en que “El Abuelo” sea el árbol más alto de España o Europa. Sus 10,5 metros de perímetro de tronco, tampoco le hacen ser el mas grueso pues hay castaños que alcanzan la docena de metros. Por el contrario pienso que “El Abuelo” probablemente sea el mas grande de España, es decir, el que cubica mayor volumen de madera (75,2 metros cúbicos, según datos del Servicio de Espacios Naturales y Biodiversidad de Galicia) y por supuesto uno de los mas altos. El día que visite este majestuoso monumento de la naturaleza, me encontré con un maderista y mantuvimos a los pies del “Abuelo”, una agradable conversación. Me comentó que no hace mucho, talaron un eucalipto del cual sacaron 45 trozas de 2 metros. Teniendo en cuenta la parte no maderable del raberón que desecharon, y contando con que los datos que me ofreció este maderista fueran de fiar, estaríamos hablando de un ejemplar que superaría con creces los 90 metros. En mi próxima escapada intentaré pedir prestado algún Vertex III o Blume Leiss al departamento de selvicultura para poder confirmar la altura del “Abuelo”.